lahaine.org

compartir

                        

Dirección corta: http://lahaine.org/fD7F

Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf
  tamaño texto
Enviar por e-mail  enviar        Versión para imprimir  imprimir

traductor

20/01/2017 :: Nacionales Galiza, Estado español, Anti Patriarcado

“No es un testimonio ni dos, no son hechos aislados, estas cárceles están por todo el país”

x Insurgente / Kaos en la red / La Haine
"Programa de atención y apoyo" a través de las actividades de recuperación que imponen a las supervivientes refugiadas en las casas de acogida como la de A Coruña...

"A mí me gustaría que pudieras escuchar sus voces, que tanto me ha dolido tener que distorsionar, porque escucharlas llorar y con sus voces temblorosas, llenas de miedo y dudas, y tan inseguras es realmente estremecedor. Quienes hemos sufrido la violencia machista y hemos recibido apoyo psicológico durante mucho tiempo nos sentimos más fuertes que nunca, conseguimos entender que nosotras no merecemos este trato, ya no nos culpamos, y hemos aprendido a dejarnos ayudar y a ayudarnos, yo, por mucho que las escuche, por mucho que nos cuenten, no puedo imaginar lo que estas mujeres y sus hijxs les queda aún para poder superar tanta violencia..." nos dice A.R. a lo largo de su testimonio que refleja la crueldad y perversión de un sistema que viola sistemáticamente los derechos humanos de éstas mujeres cuando justamente debería garantizarlos.

Ésta es una apretada síntesis de decenas de declaraciones, denuncias escritas y grabadas, horas y horas de escuchar los horrores de este "maltrato después del maltrato". Como mujeres, como varones, como comunicadores y comunicadoras no queremos ni podemos permaneces impasibles ante estas denuncias, ante estos hechos. Como periodistas acordamos reservar la identidad de las mujeres denunciantes, de las víctimas. Por favor -reacciona A. R.- víctimas NO, somos supervivientes. "Esta es una reivindicación que hacemos muchas, porque consideramos que cuando denunciamos ya no somos víctimas pasivas y sufridoras sino que somos activas, tomamos partido a pesar de las zancadillas del sistema, que son muchas, es muy difícil dar ese paso y sobrevivimos, puede parecer un detalle insignificante, pero en realidad creo que es importante ese término. Las mujeres que hemos conseguido salir del horror somos luchadoras y fuertes, ahora somos guerreras contra el sistema patriarcal".

Y ahora, entremos pues a este mundo de injusticia y represión para seguir replicando estos testimonios:

El 9 de enero de este año la presidenta Gloria Vázquez de la Asociación Velaluz para la defensa de mujeres y niñes supervivientes de la Violencia de Género de A Coruña, se presenta en el pleno del Ayuntamiento de A Coruña para exponer la situación que están viviendo las supervivientes de violencia machista y sus hijxs en la Casa de Acogida de A Coruña. Ocupando el escaño ciudadano y disponiendo de sólo 3 minutos para su intervención, al final del pleno y tras todas las intervenciones, teniendo que esperar 5 horas a ser escuchadas, a las 21:30 h. y al final de la fila, como cuando acudes al médico sin cita y te toca esperar a que atiendan al resto o como cuando en clase estorbas más de lo normal y te mandan a la última fila.

Este es el lugar y el tiempo que merecen las ciudadanas y quienes denuncian las condiciones que sufren las supervivientes y sus hijxs.

Ante esta situación, en la que el Ayuntamiento hizo un inaudito despliegue de medios de protección policial (por si les lanzaban una dosis de verdades como puños, hay! quienes dispusieran de esa protección contra los maltratadores!) En este pleno la Concejala de Igualdad y Diversidad Rocío Fraga, @rizlinha de @mareatlantica recurre al "mentira cochina", y sin que el escaño de la ciudadana tuviera derecho a réplica, se sacude esos 3 min (+ 1 de cortesía) y la realidad de las supervivientes de un plumazo.

Pero elles no saben que quienes hemos sobrevivido a la violencia machista somos guerreras, que no tenemos miedo, nos quieren sumisas y calladas, encarceladas y eternamente víctimas, pero no saben que quienes sobrevivimos a la violencia es porque somos mucho más fuertes de lo que piensan y nada ni nadie podrá callarnos.

Es por eso que a partir de esos días Gloria V empieza a grabar las conversaciones que tiene con las supervivientes que estuvieron en la casa y también a las ex trabajadoras y trabajadoras que les habían contado sus experiencias. Ella me envía las grabaciones y comenzamos a difundirlas en las redes, y cada día empiezan a animarse más mujeres dispuestas a que grabe sus testimonios, pero siempre nos piden que distorsionemos sus voces y evitemos los nombres que dicen así como cualquier dato que aportan por el que puedan ser reconocidas, porque tienen miedo a que tomen represalias, a pesar de que ya no están en la casa del horror, como ellas mismas la denominan.

Yo recibo horas de grabaciones que edito, recorto y distorsiono su voz para que duren un máximo de 5 min. Gloria V, al ver que les cuesta mucho hablar porque están siendo grabadas les advierte en tono cariñoso y a veces provocando la risa que hablen con normalidad que yo luego cortaré. Conste que yo me bajé un programilla esta semana para poder hacer ediciones de audio, que soy una aficionada y estoy improvisando sobre la marcha.

Ambas saben que mientras las escucho durante horas una y otra vez para poder editar, estoy llorando, Gloria sabe que me acuesto de madrugada con los ojos rojos, por eso me mandan un guiño durante la grabación para darme ánimo, ese me lo quedo para mí, y nunca se lo he mostrado a nadie.

Grabaciones:

La primera grabación es de una ex trabajadora que estuvo 7 años en la casa de acogida y ya no está en la casa, también ella tiene miedo de que la reconozcan pero aun así accede a que le demos voz a su testimonio, distorsionando su voz y eliminando los nombres que ella dice en las grabaciones, porque nos dice los nombres de la directora (Gloria Sánchez Pérez) y otra de las trabajadoras.

Testimonio 1

Esta es la voz de quienes son amenazadas, sometidas a la extorsión, represaliadas y expulsadas por no responder al perfil de carcelaria, por entregar a escondidas a las supervivientes de violencia de género y a sus hijxs una botella de agua, un yogur o un pañal extra a escondidas, por darles un abrazo prohibido o simplemente por escucharlas. Racionamiento de alimentos, agua, pañales, toques de queda, prohibiciones de llamar por teléfono, condiciones de insalubridad, restricciones a psicólogos, amenazas, extorsiones, expulsiones, difamación... en un centro cuyo objetivo es crear un espacio de acogida con apoyo personal, psicológico, jurídico y social para conseguir devolverles la dignidad a quienes han sobrevivido a una de las peores formas de violencia, a quienes se siguen encontrando en una terrible situación de emergencia.

Testimonio 2 Éste es otro de los extractos de una de las trabajadoras expulsadas por defender a las supervivientes de violencia machista que en la casa de acogida de A Coruña están sometidas a amenazas, vejaciones, coacciones y tales presiones que se acaban enfrentando por la comida.

Estas mujeres y sus hijxs, que además han sufrido la violencia institucional siguen sometidas o expulsadas, difamadas y tachadas de "borrachas" deambulando durante días por las calles, porque no tienen a donde ir.

Testimonio 3 La voz distorsionada que escuchamos en esta grabación telefónica es de una de las supervivientes que estuvo allí con su hijo. Ella a pesar de que hace apenas unos meses que salió de esta cárcel, aún no puede mostrar su voz ni su imagen, porque todavía tiene miedo a las represalias, esta es su experiencia. La de una madre que se ve completamente "inutilizada, restringida" y desautorizada ante su hijo, que no dispone de llave para abrir la puerta, ni de la nevera para poder darle un yogur a su hijo al que obligan a darle de comer las sobras del día anterior. Ella dice "mamá les quitó de donde tenían todo, para que no pudieran tener nada", mientras que cuando estaba en su casa con su maltratador al niño al menos no le faltaba nada. Este es el empoderamiento de estas mujeres, que no tienen ninguna ayuda económica ni siquiera para comprarle un yogur a su hijo. Durante esta grabación ella supo que las trabajadoras que sí le daban un yogur o una botella de agua o pañales a escondidas fueron expulsadas, aunque no está en el extracto.

Testimonio 4

Este es el programa de atención y apoyo a través de las actividades de recuperación que imponen a las supervivientes refugiadas en las casas de acogida como la de A Coruña.

Puedes escuchar como una superviviente vive su día a día en esta cárcel, donde les obligan a firmar un documento de confidencialidad en el que les prohíben hablar de lo que allí sucede, con unas normas propias de campos de concentración.

Desde las 7:30 h, antes de que puedan ocuparse de sus hijxs y llevarlos al colegio, comienzan las actividades, poner el desayuno a empleadas y demás trabajadoras, recoger, limpiar y luego si tal desayunar ellas y sus hijxs y llevarlos al colegio. El resto de la jornada la pasan fregando y limpiando las instalaciones, pero, ojo! Ni ellas ni sus hijxs pueden asomarse a las ventanas a tomar el aire o simplemente a echar un vistazo a quienes circulan libremente por las calles, pero sí deben limpiar los cristales, cuando limpian cristales no corren peligro de ser vistas, no! Por cierto, también les está prohibido hablar por teléfono y leer la prensa ¿hay una mejor forma de empoderar y fomentar su recuperación a quienes acaban de salir del yugo de su maltratador?

Testimonio 5

-"Si Yo te dijera ahora, volviéramos otra vez atrás, entras en la casa de acogida ¿entrarías?"

Este es el testimonio de una de las supervivientes de violencia de género que vivió varios meses en la casa de acogida de A Coruña con sus hijas, ella es la mujer de la que habla la ex trabajadora cuando comenta que hubo una pelea en la que una agrede a otra con un cuchillo por un filete de pollo delante de sus hijas.

Ella nos cuenta ahora como se sintió cuando estuvo allí "asfixiada y utilizada", con "ataques de ansiedad". También nos dice como se encuentra ahora, a pesar de que ya han pasado varios meses, "peor de lo que estaba cuando entré allí" "con episodios traumáticos" y como siguen sufriendo las secuelas y las pesadillas que su hija pequeña tiene de la casa del horror.

-¿Superviviente? "¿Qué superviviente soy? ¡Pues mira!"

A mí me gustaría que pudieras escuchar sus voces, que tanto me ha dolido tener que distorsionar, porque escucharlas llorar y con sus voces temblorosas, llenas de miedo y dudas, y tan inseguras es realmente estremecedor. Quienes hemos sufrido la violencia machista y hemos recibido apoyo psicológico durante mucho tiempo nos sentimos más fuertes que nunca, conseguimos entender que nosotras no merecemos este trato, ya no nos culpamos, y hemos aprendido a dejarnos ayudar y ayudar, yo, por mucho que las escuche, por mucho que nos cuenten, no puedo imaginar lo que estas mujeres y sus hijxs les queda aún para poder superar tanta violencia.

Quienes decían que lo que dice Gloria V ¿de veras seguirán diciendo que mienten o poniendo en duda la palabra de estas mujeres? Qué más hace falta para que las crean? Acaso van a seguir mirando a otro lado con la misma falacia patriarcal de las falsas "denuncias falsas?"

NO MIENTEN!!

Deberían depurar responsabilidades de inmediato y devolver a sus puestos a las trabajadoras amenazadas que fueron expulsadas, las mismas que hoy tienen que ocultarse por hacer lo que cualquier ciudadanx está obligado a hacer por Ley.

No es un testimonio ni dos, no son hechos aislados, estas cárceles están por todo el país y ya es hora de que las escuchen.

Me gustaría que las oigan alto y claro, no podemos olvidar que estas mujeres, aun habiendo salido de esta casa del horror se ven obligadas a ocultarse porque aún tienen miedo. El Ayuntamiento de A Coruña no quiere escucharlas y dicen que "no es cierto", y por lo tanto que mienten ellas, pero ellas somos NOSOTRXS, entonces mentimos todxs?

compartir

                        

Dirección corta: http://lahaine.org/fD7F

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal